Skip to content

MEDICO vs PACIENTE: 1er ROUND

24 abril 2008
tags:
by

Los contendientes se acercan e intercambian los primeros golpes

RETADOR: El caracter frío del que son dueños

No interesa si el “Dotor” le debe anoticiar acerca la existencia de un cáncer o un resfrío, siempre lo hará con un mismo tono. Del mismo modo cual si le estuviera haciendo un comentario sobre el estado del tiempo, por ejemplo en vez de “Cómo llueve, no?” le dice “Señor a Ud. le quedan 39 segundos de vida”.

Con el item anterior puede concurrir este: Simultáneamente que le informa al paciente el tiempo de vida que le queda, el está pensando si tiene posibilidad de voltearse a la secretaria nueva.

El yabeo constante del “Metejuicio” alcanza a inflamarle el ojo al “Bloody Blade”, que se viene

DEFENSOR: La irracionalidad de la que hacen gala

Todos los enfermos creen que tienen derecho a involucrar sentimentalmente al médico con su caso. La información de su estado de salud no les basta, no, además hay que adoptarlos, mimarlos y alimentarlos.

En el colmo del egocentrismo, es sacrilegio que la vida no se detenga *aish, ellos están enfermos* y nos cojamos la secretaria, por eso, si mueren esperan que nos arrojemos como viuda hindú a la pira donde se están quemando. En contraparte ¿dejan los pacientes legados testamentarios al médico?! no, por supuesto que no, ¡son para la familia y amigos!

Pacientes, la única calidez que debe importarles es la de vuestra temperatura, y que el médico se la mantenga, en lo posible, por arriba de los 35° C en el recto.

Un gancho de izquierda calzado a la caja del pan! El “Metejuicio” retrocede a las cuerdas, fintea y se escapa

RETADOR: Ausencia en sus diccionarios de la palabra esperanza

Una vez puesto al tanto de que sólo nos queda tiempo de vida suficiente para fumar un cigarillo y derramar una que otra lágrima, es lógico que uno intente arañar esperanza por más que no exista, es así, es una consecuencia de nuestra finitud. No sostengo que deban infundir falsas esperanzas sino que no se encarguen de pulverizarlas tanto.

Canceroso: “Pero supongo que hay algo que pueda hacer, no Dotor?”
Doctor: “Si, elegir epitafio”.

Esquiva el upper y carga de nuevo el “Bloody”

DEFENSOR: Ausencia en sus diccionarios de la palabra mortalidad

Típico del paciente es creer que algo hay para hacer siempre, porque no es posible que existiendo médicos ellos se mueran. Y si alguno se muere, algo habrá hecho mal el médico, aunque la esperanza de vida la hayan quemado con cigarrillos, alcohol, asados grasientos, vehículos sin cinturón de seguridad y potrero sin capacidades físicas.

Doctor: “Su cancer de pulmón está muy avanzado y es inoperable, debe prepararse amigo.”
Canceroso: “Pero cómo me dice así que mi inmortalidad no existe! Además dejé de fumar hace dos días!”

Y de nuevo!

Animal!

Imbécil!

Insensible!

Mortal!

Entran en agarre y el arbitro separa, los manda al centro del ring otra vez

RETADOR: La famosa orden de desvestirse

A ver si entienden, a los profesionales de la salud les hablo, la orden rasa de desvestirse puesta en práctica por medio del “Sáquese todo”, sin ningún tipo de miramientos, suena normal si los oídos de la persona a la que va dirigida es cliente de una profesional del sexo! y no un paciente, por lo que no tienen que mirar con fastidio si uno repregunta con voz algo trémula “¿Todo?”.

Swing del “Metejuicio” que se corta con un inesquivable gancho del “Bloody Blade”

DEFENSOR: El famoso pudor

A ver si entienden los enfermos que cada vez que se desvisten y se sacan todo, los médicos invocamos la protección del santo de lo insalubre. La vaharada de genitales sudados, culos sucios, pies hediondos y axilas tóxicas permanece en el consultorio y resiste hasta al gas mostaza. ¡Y verlos con sus calzones rotosos! Eso que chorrea no es baba de líbido, sino lágrimas por la agresión al ojo. Fastidio que nos da que encima nos pregunten “¿Todo?”. Ay, infelizmente, es “Si, todo.”

El “Metejuicio” ha bajado la guardia y retrocede, devuelve una débil derecha que se queda en el aire y boquea por la directa del “Bloody”!

¡Sangre!

Y sueeeeenaaa el ¡GONG!

Anuncios
26 comentarios
  1. 25 abril 2008 14:28

    jajajaja… legados testamentarios!
    dudo que disminuyera la mortalidad de los pacientes… jajajaja

  2. 25 abril 2008 18:39

    Con tanto hijo, conyuge o nieto que ni se ocupan del choto paciente y te lo dejan tirado, por lo menos durante un tiempo (hasta la protocolización al menos) serían cuasi amados y atendidos.
    Un cariño que no por utilitariamente ficticio deja de ser beneficio.

  3. El paciente permalink
    29 abril 2008 00:40

    Si pero seguro que ud. Dotor no se va a privar de cobrar sus honorarios.
    Sería inhumano que así no fuera! ¿Se imagina como haría para mantener el auto alemán y el velero??!

    Cuanta injusticia, que Dios no lo permita!

  4. negra permalink
    29 abril 2008 01:49

    Los médicos que fajan con honorarios son los menos, y sobretodo en determinadas especialidades y lugares. Pero la gente de verdad piensa que todos los médicos tienen plata…!

    Para el que me lo niegue, entonces que me diga concretamente un lugar, así le digo a mi viejo que envíe su CV 😛

    Y encima que no gana nada por consulta, hace el trabajo de psicólogo gratis 😛

  5. negra permalink
    29 abril 2008 01:58

    Ahhh, y otra cosa más !!! 😛

    ¡ El paciente mete-juicios es capaz de hipotecar la casa para pagarle a su abogado con tal de salirse con la suya, pero le resultaría alocado hacerlo para salvar su vida !

  6. 29 abril 2008 19:12

    Claro, Sr. paciente, usted vino a la consulta gracias al sacerdocio de las empresas de colectivos porque le dan pasaje gratis, no? O tal vez un remisero gaucho que le vió la cara de enfermo? Y seguro que usted trabaja sin salario en el campo por el bien de la soja, no es cierto? Y ciertísimo como que hay extraterrestres que la comida le llena el buche porque *pedid y se os dará* y consume su cerveza sin pagar un peso, y hasta se conecta porque la internet es esencial y es de todos, verdad?
    Bueno, yo quisiera un auto alemán como tiene su abogado, y un velero también, para eso estudié medicina, no para tener que darle muestras gratis a los roñosos que no quieren pagar por su salud como usted.

    Que la vida es un derecho? Pero qué bien! Su abogado es inmortal? Uhhh… Tiene pacto de cuota litis con Satanás… ah, ok!
    Una preguntita más… sabe de cuál alma es el 30% que su abogado se va a llevar?

    Negra, saludos para tu papá

  7. 29 abril 2008 20:14

    chst chst, paciente
    usted que tiene cara de cerrajero, podría abrirme la puerta que se me perdieron las llaves y es de noche? es usted humano para la justicia de cobrar por el laburo?
    300!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! this is sparta????????????????????

    pero si el médico me cobra menos por sacarme el apéndice sano con su laparoscopio!
    lo que está el mundo, qué barbaridad

  8. El paciente permalink
    30 abril 2008 00:12

    Negra estoy preparando los papeles para que el abogado meta demanda por ejercicio ilegal… de la psicología, claro.
    Ah, y también estoy preparando los papeles para hipotecar la casa para pagarle los honorarios que me va a cobrar a tal efecto!

    Sr. Matasanos: Mi abogado no tiene velero ni auto alemán y… y yo no dije tal cosa, o si?. Pero no tiene sentido ahondar ni dar vuelta en torno a ese punto porque tampoco me referí a un médico trabajando ad honorem e imagino que ud tampoco pretendió hacerlo seriamente cuando nos brindó esos irónicos ejemplos. Menos me voy a poner a debatir sobre los honorarios de los abogados.

    Ah, me olvidaba, no soy cerrajero pero las veces que necesite a uno, vinó y abrió la puerta, no miró por el hueco de la cerradura y dijo “No creo que la pueda abrir, le cobro igual pero le aconsejo que pida una segunda opinión si quiere, a otro cerrajero”

  9. Rencoroso permalink*
    30 abril 2008 03:17

    No debieran existir los médicos.
    Si, asi como suena. El que se enfermó que se fastidie por débil y que se la banque solo/a. Bendito sea Dios por los abogados que nos defienden y protejen de esos predadores inmorales vestidos de blanco!.

    Rencoroso solo quiere a Rencoroso.

  10. 30 abril 2008 12:42

    Pero muy bien señor paciente! por lo menos a un profesional no le arisquea para pagarle honorarios. Y me complace sobremanera notar que al abogado se los pagará antes de que le pierda el juicio.
    Si, si, no pida segunda opinión, un solo abogado aventurero y pirata es suficiente para su caso.
    Ah, vaya con su cerrajero cuando un bolo fecal le obstruya el ano.

    Señor Rencoroso tiene suerte de quererse, ningún otro lo queremos a usted, así que estamos a mano.
    Por suerte nuestras familias tienen a un médico entre ellos, y no como la suya, que solamente tiene un abogado.

  11. negra permalink
    30 abril 2008 14:48

    ¡Excelentes palabras del ‘Dotor’!

    Y ojalá no existieran los médicos, Sr. Rencoroso.

    Eso no sólo implicaría la no existencia de enfermedades producidas por ‘bichos’ como virus, bacterias, etc., sino que también implicaría algo mejor: la no existencia de enfermedades producidas por otros ‘bichos’ que se encargan de enfermar a esta sociedad, llenándolos de problemas psicológicos, económicos y sociales, que se manifiestan con síntomas de cansancio, stress, dolores intensos de cabeza, preocupaciones, que estallan por algún lugar del cuerpo y que luego, el ‘Dotor’ – víctima de los mismos tipos de enfermedad -, debe tratar de curar.

    He dicho.

  12. 30 abril 2008 20:03

    y muy bien dicho, Negra
    yo creo que tengo la siguiente conclusión: el médico trabaja de tratar de curar a los enfermos, el abogado de timar al enfermo y al médico, y el cerrajero de romperles el culo a todos
    el único que quiere auto alemán y velero sin trabajar es ¡el paciente!

    que triste que es la vida de los parásitos cuando son de mierda…

    y yo a usted, Rencoroso, si que lo quiero, en el fondo

  13. Rencoroso permalink*
    1 mayo 2008 15:46

    Está mas que claro que estan siendo subjetivas en sus opiniones. Yo sin ser paciente ni médico, y desde la objetividad, pienso que están atacando a este pobre hombre. Arpias.

  14. 1 mayo 2008 17:33

    Por aplicación del art. 2 del Reglamento, a Rencoroso le vale una advertencia.
    La litis, digo la pelea, está trabada entre el médico y el paciente, y no entra ninguna apreciación contra las personas de los que debaten.
    Warning: Las falacias ad hominem descalifican al que las profiere. Si no tiene mejor argumento que “pobrecito” para el paciente, deje de defenderlo.
    Con la próxima advertencia, sus comentarios serán tachados y usted será calificado de “abogado del paciente”.

    Notifíquese.-

  15. Rencoroso permalink*
    1 mayo 2008 17:37

    Voy a asumir la sanción pero dejando en claro que la aplicación es claramente arbitraria, mas digna de un boga chicanero que de un verdadero arbitro imparcial.
    (Lacras)

  16. Carolinska permalink
    4 mayo 2008 19:11

    Lectores del blog de Carolina aguirre, me censuraron!!!! La mina no publica mis comments!! Increible!

  17. negra permalink
    5 mayo 2008 12:05

    Por acá anda dando vueltas un abogado… y un paciente que seguro te brindará el apoyo necesario… Ah, y un médico que puede medicarte si la censura te provoca insomnio.

    De todas maneras quizás necesitás un psiquiatra o un psicólogo, para que trate tu paranoia 😛

  18. Rencoroso permalink*
    5 mayo 2008 12:42

    Jajaja

    En fin, Carolina querés que te arreglemos unos rounds con tu homónima censuradora?.

    Sino la Negra tiene razón, acá seguro que algo encontrás.

  19. 16 mayo 2008 14:11

    me recuerda a aquella conclusión en “la banda siguió tocando” sobre a dónde iremos a curarnos cuando los médicos se conviertan en comerciantes, cuando contagiaron a miles de SIDA por no perderse la plata.

  20. 17 mayo 2008 11:24

    Rp/

    Querida Andrea, si recuerda bien la película, los que comercializaban hemoderivados contaminados eran las transnacionales de los laboratorios farmacéuticos.
    En la película eran los médicos quienes procuraban estudiar y detener la epidemia, muy lejos de los intereses políticos, el desinterés general y la mezquina lucha entre los biólogos Gallo y Montagnier.

    Ahora claro, si se quiere responsabilizar a los médicos porque indicamos las transfusiones… bueno, adelante, siempre alguien tiene que tener la culpa, no?

    Atte.

  21. yonamoe permalink
    14 agosto 2008 13:13

    Porqué eres tantas veces tú pero con distinto nombres?

  22. YSNTGJ! permalink*
    14 agosto 2008 14:22

    Estimado Yonamoe:

    No somos “tú”, es nosotros. Y no somos todas las veces nosotros mismos cuando cada uno de nosotros es “tú”.
    Pero todos los otros “tú” son y los aceptamos como a nosotros.
    Gracias por visitarnos.

    Saludos cordiales.

  23. 14 agosto 2008 22:15

    yonamoe: ¿por la misma razón que tu tienes un solo nombre y eres muchas personas?
    Saludos.

  24. 17 agosto 2008 20:11

    yo no entendí
    quién es yonamoe? un tú o un nombre?

  25. 17 agosto 2008 23:39

    John and Moe?
    Yo no amo, ¡¿eh?!

    ¿Es una palabra afgana o zulu?

  26. 17 agosto 2008 23:54

    Creo que es afgana. Significa “el hombre de las dos cabezas esteriles”

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: